Paisaje Libre | ¿Cuánto cobra un paisajista?
25257
post-template-default,single,single-post,postid-25257,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_updown,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Cuánto cobra un paisajista?

¿Cuánto cobra un paisajista?

Buena pregunta. En este post quiero compartir mi opinión basada en mi experiencia como paisajista con la finalidad de ayudar a entender qué trabajo realiza un paisajista y cuánto cuesta contratar un paisajista. 

¿Qué trabajo realiza un paisajista?

 

El trabajo de un paisajista consiste en diseñar espacios al aire libre, utilizando diversos materiales constructivos, siendo uno de ellos los elementos vegetales, cuya característica principal es que son elementos vivos, y como tal se van desarrollando y modificando a lo largo del tiempo.
Esta profesión se dedica a prestar servicios. Los servicios no se materializan en sí mismos, no se pueden llevar a casa como un carro lleno de plantas. Son conocimientos muy especializados, asesoramientos, proyectos, ideas y consejos que se proyectan en planos, bocetos, infografías, informes y, por supuesto, en consultas, ya sea en persona, en correos o en llamadas telefónicas. Es la decisión acertada de cómo diseñar tu jardín, cómo ejecutarlo y qué materiales son los adecuados, ya sean de construcción e inertes o vegetales y vivos.
Una persona que desarrolla una actividad profesional, sea cual sea, es un profesional, un trabajador, en cualquier sector. Puede ser por cuenta ajena o por cuenta propia. En cualquier caso desempeña una labor especializada en un determinado sector y cobra por ese trabajo.
En mis clases del curso de paisajismo una de las clases más importantes del curso de paisajismo que imparto, es la que denominamos “¿cuánto cobra un paisajista y cómo lo calculo?” o ¿cómo calcular el precio de tu trabajo?  Es una de las clases más relevantes porque es una pregunta que muchos estudiantes se plantean cuando se lanzan a trabajar. Yo misma me lo sigo planteando a menudo.
En un país como España, en la que la actividad profesional del Paisajista no está reconocida todavía como título oficial, ni existe la posibilidad de cotizar y presentar impuestos en el epígrafe de actividad profesional paisajista, y que por supuesto no tiene Colegio Oficial de Paisajistas, es un tanto abstracto considerar una tarifa oficial para ellos. Existe el Convenio de Jardinería, al que la mayoría de empresas de jardinería y paisajismo se adhieren para calcular sueldos acordados por gobierno y sindicatos. Véase Convenio de Jardinería. Pero no dejan de ser estimaciones y al fin y al cabo nos encontramos ante una profesión de carácter liberal, sin regular.
Porque esa actividad profesional conlleva una serie de gastos que hay que pagar todos los meses y un sueldo con el que vivir día a día resultante de un trabajo realizado. Cada profesional tendrá sus gastos y sus tarifas, y cada uno es libre de elegir el profesional que mejor se adapte a sus necesidades.
Puedes encontrar un amplio directorio de paisajistas que desempeñan esta profesión en la Asociación Española de Paisajistas.

Diferencias entre la jardinería y el paisajismo

 

Muchos clientes se sorprenden cuando les explicas los costes de un servicio de paisajismo. A priori se compara con un servicio de jardinería, y aunque está íntimamente ligado no es lo mismo.
– La jardinería es la disciplina que domina las técnicas de desarrollo y mantenimiento de las especies vegetales utilizadas en los jardines. El jardinero es el técnico que se ocupa de la plantación y el cuidado de las plantas y que toma decisiones muy importantes sobre las labores que se deben aplicar en el jardín para su óptimo desarrollo. También tienen amplios conocimientos de edafología, nutrientes y composición del suelo y diferentes patologías vegetales.
– El paisajista suele tener profundos conocimientos de jardinería, pero es el que organiza todo el espacio que se convertirá en jardín. El paisajista normalmente tiene cierta visión espacial para entender y manejar todas las dimensiones y mucha sensibilidad para provocar y transmitir sensaciones a todo el que vaya o contemple el jardín.
La relación entre el paisajista y el jardinero es y debe ser muy estrecha con el fin de aportar conocimientos considerables respectivamente. Hay paisajistas jardineros y jardineros paisajistas. Y hay paisajistas que colaboran con jardineros y jardineros que colaboran con paisajistas.

 

¿Cómo se calcula el precio de un proyecto?

 

El coste de una hora de trabajo de un profesional responde a una serie de gastos que debe asumir el profesional (impuestos, seguros, gastos generales, costes indirectos, etc.) y su sueldo. No deja de ser un número que engloba diversos costes y gastos. La mayoría de los paisajistas no cobran por horas sin por proyecto. El presupuesto de un proyecto se puede calcular de diferentes maneras, según cada cual, y está condicionado por diferentes factores como pueden ser:

– Las dimensiones del espacio donde se va a proyectar el jardín: se pueden hacer tarificaciones cada tantos metros cuadrados de jardín para ajustar las precios.

– La ubicación y los condicionantes del espacio: dependiendo de dónde se encuentre el jardín, según la cercanía al estudio de paisajismo, si es de fácil acceso, si se trata de una parcela con grandes desniveles, etc.

– Las necesidad del cliente: según las expectativas y gustos del cliente, se sabe a priori si el diseño va orientado a un diseño sencillo sin gran desarrollo, o al contrario, muy elaborado con muchos detalles y aspectos que solucionar. No es lo mismo, un jardín plano donde acomodar una zona estancial que resolver un espacio a diferentes alturas y varios usos que ubicar.
– La presentación del proyecto: estilo de propuesta, planos, imágenes en boceto, a mano, renderizadas, vídeos de 3D… cuanto más elaborado se pida un proyecto más horas de trabajo conlleva y seguramente más profesionales especializados intervengan.

La carrera profesional del paisajista

 

Cuando se interviene en un proyecto de construcción es fácil oír hablar de comparativas entre el coste de distintos profesionales. Por ejemplo, se dice que el coste del trabajo de un paisajista no es equiparable al de un arquitecto ya que la vivienda es una estructura muy compleja, conlleva muchos cálculos y debe ser habitable. O que las decisiones del paisajista no son tan importantes como las de otro profesional que intervenga en la vivienda. Que el paisajista está diseñando un espacio que no requiere conocimientos de edificación y por tanto su hora de trabajo no vale lo mismo, vale menos. Pero esta profesión requiere muchos conocimientos, y de hecho es una profesión especializada y que conlleva muchos años de formación, experiencia y constante investigación,
Esta una comparación con una profesión muy valorada y respetada, la del arquitecto, pero se podría equiparar a cualquier profesión. Cualquier profesión se merece respeto. Ya sea un arquitecto, un fotógrafo, un abogado, un interiorista, un comercial, un infografista, un fontanero, un escayolista, una modelo, un jardinero, un empresario, un informático o un paisajista, dedican su tiempo a prestar un servicio a alguien que lo requiere. Cada uno tiene su función. Y no porque sea de mayor o menor necesidad se le debe valorar más o menos. Todos dedican su jornada a sacar un trabajo adelante. Por cuenta ajena o por cuenta propia. Y esa dedicación y el tiempo de trabajo se cobra. Al margen de la actividad que desempeñes.
Cada profesional informa de sus tarifas, que suelen estar acordes a un mercado. Y cada cliente es libre de contratar a quien considere oportuno, pero nunca de juzgar cuánto debe cobrar un profesional, o qué importancia tiene su trabajo, pues para cada uno nuestro trabajo es lo más importante y es nuestro medio de vida, ya seas paisajista o cualquier otra cosa.

¿Por qué necesito un paisajista?

En este momento nos planteamos si realmente necesitamos contratar un paisajista. Se puede pensar que un jardín no es un bien de primera necesidad. O sí. Depende de cuánto valore cada uno el espacio exterior de su vivienda, de las cualidades sensitivas de cada persona y del presupuesto del que se disponga. Los metros cuadrados que rodean una vivienda pueden ser un simple espacio olvidado, donde acumular macetas y plantas moribundas, o una parte de la vivienda, donde vivir y disfrutar al aire libre en un entorno mágico, estimulante y lleno de vida.
Al fin y al cabo el paisajismo se considera una disciplina artística. Es una manifestación plástica de la personalidad, estilo de vida y gustos del propietario, porque es un jardín para el cliente. El paisajista es el profesional que plasma esa intención en el espacio, con los conocimientos y herramientas que domina. Al final conseguirá un jardín para disfrutar durante todo el año, tumbado a la sombra o para contemplar desde la ventana; aunque sea un lugar frío y húmedo en invierno, seguirá siendo un lugar bello y en constante evolución con la vida de los propietarios.

Cómo se cobran los proyectos de paisajismo

Existen varios tipos de perfiles y formas de cobrar de honorarios de los paisajistas:

A- Hay empresas de jardinería y paisajismo que ofrecen diseños y presupuestos de ejecución sin coste alguno. En estos presupuestos no aparecen los honorarios o los costes del paisajista por ningún lado. Y la pregunta es ¿cómo consiguen pagar al paisajista que diseña el jardín si no cobran nada por ese diseño y la elaboración de ese presupuesto? Estas empresas repercuten los gastos generales y los sueldos del paisajista y del personal en los precios de los materiales. El sueldo del paisajista va en el margen de beneficio del material.

B- También es posible que ofrezcan un presupuesto de diseño a un precio muy competitivo, mucho más económico que cualquier otro para conseguir cerrar el jardín con el cliente y asegurarse la obra de ejecución. Ahí es donde compensarán los costes del diseño. Es una apuesta que se hace para conseguir obras y ganar margen en la ejecución. Y si no sale la obra por lo menos han cobrado una pequeña parte que cubra parte de los gastos de la elaboración de la propuesta.
C- También están los paisajistas y estudios de paisajismo que ofrecen a priori una propuesta por el diseño del jardín y posteriormente ofrecen sus servicios de dirección de obra durante la ejecución. Suelen ser paisajistas autónomos o estudios de paisajismo con personal de proyectos, sin plantilla de jardineros ni venta de materiales. Es una fórmula que funciona a cualquier escala, ya sea grande o pequeño el proyecto. De hecho muchos estudios de arquitectura de grandes firmas mundiales trabajan sólo en el proyecto y la ejecución la lleva otra empresa constructora.
Está en la mano del cliente decantarse por el que mejor le convenga. Nosotros lo explicamos siempre para ser lo más transparentes posible con el cliente.

Resumen y Conclusión

Un paisajista es un profesional que percibe un sueldo por el trabajo que realiza y del que desglosa unos impuestos y unos gastos intrínsecos al desarrollo de la actividad.
El trabajo del paisajista es diseñar y crear espacios exteriores de determinadas cualidades. En grandes rasgos se puede decir que da ideas para hacer jardines y solucionar problemas y necesidades en los espacios de las personas que lo soliciten. Es una labor preciosa y desde mi punto de vista muy respetable.
Gracias por leer estas palabras en defensa del valor de la profesión del paisajista en España.
Atentamente,
Isabel Alguacil
En próximos posts hablaremos de “¿Cuánto cuesta un jardín?”.
Puede que te interese:

 

 

5 Comments
  • leti nuco
    Posted at 16:22h, 05 marzo Responder

    vaya… he leído el artículo hasta el final, pero no he encontrado la respuesta a la pregunta inicial.

    • Carmen García del Salto Sánchez
      Posted at 12:02h, 06 marzo Responder

      Buenas Leti, yo creo (por lo que he entendido al leerlo) que lo que quiere decir es que aún no tenemos definido ningún parámetro para calcularlo porque nuestra actividad profesional no está reconocida en España. Además, en muchos casos la labor del paisajista se “esconde” detrás de los precios de los materiales y plantas. De esta forma se consigue devaluar la profesión y que hoy en día en España la gente no le de valor o ni si quiera sepa para qué sirve contratar a un Paisajista, que es lo que explica muy bien Isabel.
      Yo estudié esta carrera en Inglaterra y sí que existen estos parámetros definidos por el Landscape Institute, de hecho, aunque ahora trabajo principalmente en España, utilizo los mismos que ellos porque considero que funcionan bien aunque se están quedando un poco obsoletos y sólo lo puedes utilizar de guía (no dudo que dentro de poco saquen una actualización). El documento se llama “ENGAGING A LANDSCAPE CONSULTANT GUIDANCE FOR CLIENTS ON FEES”, es un poco complejo así que estoy pensando publicar un artículo en mi blog explicándolo. Ahora mismo mi web no está disponible pero, en cuanto lo esté, lo publicaré porque creo que es muy interesante compartirlo. Muchas gracias Isabel por el artículo y por abrir a debate un tema tan importante!

  • Eva Bengtsson
    Posted at 06:02h, 06 marzo Responder

    Totalmente de acuerdo, sobre todo en el tema del tiempo y el valor de los conocimientos y experiencia que aportamos a nuestros clientes.

    Un articulo muy bien redactado. Gracias Isabel!

  • Beatriz De Haro Hostench
    Posted at 10:15h, 25 marzo Responder

    Fantástico artículo, expresado con gran claridad y clarividencia : )). Pienso que se han tenido en cuenta todos los condicionantes, Al menos en mi caso, como paisajista profesional colaboradora con jardineros (y muchos otros profesionales) trabajando por proyectos, amando y valorando mi trabajo cada día, me he sentido totalmente identificada. Muchas gracias y enhorabuena Isabel!!

  • Eulogio Diéguez Pérez
    Posted at 12:35h, 14 mayo Responder

    Pues yo tampoco encontré la respuesta ni a la pregunta inicial ni a la diferencia entre jardinero y paisajista.

Post A Comment