Hace un par de años, cuando estaba de vueltas por Alemania, aprendiendo alemán y visitando amistades, estuve un día de paso en Frankfurt Am Main, y me dediqué a dar una vuelta por la ciudad y por sus jardines..

 

 

Fue a principios  de marzo, hacía mucho frío y pude aprovechar unas ofertas de Iberia para viajar en unas semanas en las que había nevado… y ¿qué jardines podía ver yo con toda la nieve que había caído? pues me fui al Jardín Botánico de la  Universidad, a los invernaderos calentitos!!!
El Jardín Botánico de Frankfurt o Botanischer Garten Frankfurt Am Main  pertenece a la Universidad Johann Wolfgang Goethe, y desde su creación, el jardín ha sufrido muchas transformaciones y cambios, incluso se tuvo que ampliar a causa del poco espacio que tenía y de la creciente contaminación de la ciudad.
Su origen se remonta al año 1763, y fue creado por la Fundación Senckenberg con fines médicos y medicinales, como un “hortus medicus”. En 1867 se empezó a organizar el jardín con una  clasificación  botánica, y con la falta de terreno que os contaba, tras unas negociaciones entre la ciudad de Frankfurt y la Fundación Dr. Senckenberg, el jardín se  amplió  en otra parcela con el doble de espacio y se consiguió una colección que en  1903 llegó a 4.000 especies.
En este segundo jardín se llevó a cabo durante 1907 y 1908 el traslado de grandes  ejemplares de plantas de exterior, como este tejo, que se puede ver en la página del Jardín.
Además de una división sistemática de las especies, se  realizó  una división por ecosistemas, y los árboles se organizaron en arboreto. También se construyó el Palmen Garden que alberga las especies de climas más cálidos y una bonita colección de palmáceas.
Durante el siglo XX y tras la II Guerra Mundial el jardín siguió con su investigación y su actividad docente. En el año 2012 la ciudad de Frankfurt asume la propiedad, la conservación y la responsabilidad de promover su desarrollo.
Ya véis que tampoco se pueden apreciar los ecosistemas con la nieve jajaj. Tampoco iba con mentalidad de compartir fotos, pero espero que os hagáis una idea del jardín…. en primavera tiene que estar precioso!

 

Y como Frankfurt es una ciudad conocida por su actividad económica yo intenté  empaparme  de su cultura en la zona céntrica y típica… me encantó!!

 

 

 

Me encanta ir a los mercados de las ciudades… ver la fruta y las verduras mientras te tomas una cerveza… y es que había que estar a cubierto para no morir de frío jajaj

Y aquí el río Main con la vista al “centro neurálgico” de la ciudad…. tiene pinta de hacer frío, ¿verdad? ahora entendéis que me metiera en el Palmen Garden??

Bueno, aparte del botánico, me quedé con ganas de ver muchas cosas en los alrededores, así que en cuanto pueda me pondré a  buscar vuelos de Ryanair  y me escaparé algún fin de semana, pero cuando haga mejor tiempo!!! (guiño de ojo)

Espero que os haya gustado…

Que paséis un feliz día del padre, aquí en España, y felicidades a los Pepes, Pepas y Chemas!!

Saludos,
Isabel

alemaniaescapadasinvernaderoinviernojardín botánico

Comment

  • Ojalá algún día pueda ejecutarse el proyecto: la comarca de La Vera, el Monasterio y la figura de Carlos I lo merecen. Gracias por el artículo, Isabel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *