Este es uno de los jardines más visitados del centro de la capital por estar en una zona muy turística; aunque es de pequeñas dimensiones tiene muchos rincones donde perderse y durante el atardecer tiene una luz muy especial…

Considerado como una figura clave del neoclásico español,  Francesco Sabatini  nació en la ciudad siciliana de Palermo en el año 1722, estudió arquitectura en Roma y se formó de la mano del que sería su suegro  Luigi Vanvitelli. Por aquel entonces, éste estaba al mando de las obras de construcción del Palacio Real de  Caserta, mandado levantar por el Rey Carlos VII de Nápoles, coronado Rey de España en 1759 bajo el nombre de Carlos III, al morir  sin descendencia de sus hermanos, los monarcas españoles Luis I (murió tras 1 año de reinado) y Fernando VI (casado con Bárbara de Braganza y que son los únicos monarcas españoles que no están enterrados en El Escorial).
Con la Coronación de Carlos III como Rey de España, Francesco Sabatini se convirtió en el arquitecto de cámara de la Corona, siendo uno de los principales artífices de la renovación de la ciudad de Madrid durante la segunda mitad del siglo XVIII. 

 

 

 

Después del incendio que arruinó el Alcázar Real de Madrid en 1734, el Rey Felipe V encargó a  Filippo Juvara  el proyecto de levantar en el mismo solar un nuevo palacio. Tras la muerte de éste sólo dos años después, quedó al mando de la obra su discípulo  Giovanni Battista Sacchetti, con quien avanzaría la obra hasta que, en 1760 y coincidiendo con la llegada al trono de Carlos III, fue remplazado por el arquitecto de confianza de éste: Francesco Sabatini, encargado de rematar el proyecto.
 
Años después, durante el reinado del propio Carlos III e incluso el de su sucesor Carlos IV, acometería una serie de ampliaciones y reformas en el edificio palaciego, que no quedaría definitivamente concluido hasta finales del siglo XIX.

 

 

 

 

 

 

 

 
Sabatini también reformó la famosa Puerta de Alcalá, la Plaza Mayor, la Puerta de San Vicente o la fachada de la Basílica de San Francisco El Grande en La Latina… y diseñó el Real Jardín Botánico! (que luego modificó Juan de Villanueva..) tengo muchas ganas de hacer ese garden tour!

 

 

 

 

 

Así que, finalmente, en los años 30 del siglo XX, el Gobierno de la República ordenó la incautación de diferentes bienes del Patrimonio Real, entre ellos  el lugar que ocupaban las caballerizas construidas por Sabatini.  Se cedió al Ayuntamiento de Madrid para poder levantar un parque público. El proyecto fue adjudicado al arquitecto zaragozano Fernando García Mercadal tras resultar ganador en el concurso convocado. En el año 1966 se abrió al público y en 1972 se reformaron los jardines, construyéndose las escaleras monumentales.


Y qué mejor manera de recordarte que poniendo tu nombre a unos jardines tan bonitos… ¡a mí me encantaría..!

¿Y a vosotros?

Saludos!!

 
Bibliografía:

barrocogarden tourmadrid

Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *