En un lateral del Parque Eduardo VII de Lisboa podemos encontrar uno de los jardines más apreciados por los lisboetas y más románticos según su opinión. La Estufa Fría es una jardín tropical construido bajo un umbráculo de madera que permite el cultivo de especies de climas más cálidos. Desde fuera llama la atención la estructura hecha de láminas de madera, y aunque en Lisboa tienen un clima envidiable, la verdad es que la sombra y el ambiente que se crea en este jardín es una gozada para los sentidos. Con el calor que hacía fuera, entrar en la Estufa Fría fue un descanso de lo más fresquito.

La Estufa Fría está formada por dos invernaderos o estufas. La fría, la más grande, donde se cultivan las plantas de clima suave y la caliente, donde se cultivan especies de climas más cálidos y desérticos y con cubierta de vidrio y hierro. La idea de crear aquí unos jardines vino cuando la explotación minera de basalto que ocupaba este lugar empezó a inundarse por la existencia de afloramientos de agua y se abandonó como negocio. Fue entonces cuando se planteó la idea de crear una especie de vivero que abasteciera las obras del Parque Eduardo VII.
Más tarde el vivero se convertiría en invernadero y tras años de obras se terminó en 1930 y se inauguró tres años después. La siguiente foto la he tomado de la página de la Estufa Fría, donde podéis encontrar más imágenes y un mapa interactivo.
A mí personalmente me gustó muchísimo pasear por los senderos más estrechos porque me transportaba a lugares exóticos… Te podías sentar a leer en un banco, a escuchar el sonido de alguna cascada que había por ahí… de los jardines de este tipo en los que he estado éste es de los más agradables y accesibles. Además había escaleras, rampas, puentes, túneles.. ¡parecía una reconstrucción de la selva!

Estas fotos son de la Estufa Caliente, que está cubiertas por cristal para guardar el calor  y mantener las condiciones climáticas ideales. Aquí ya no era tan agradable estar jajaj

 

 

 

 

 

 

Y esta es la vista que se tiene desde una de las subidas laterales del Parque Eduardo VII, con palmera atacada por el escarabajo picudo incluído.
Horarios de apertura:
Verano (después del último fin de semana de marzo): 10h – 19h.
Invierno (después del último fin de semana de octubre): 9h – 17h.
Precio: 3,10€
Para llegar lo más fácil es ir en metro/bus/tranvía a la Plaza del Marqués de Pombal.
¡Espero que os haya gustado! ¡Gracias por acompañarme!
Un abrazo,
Isabel

 

garden tourinvernaderoLisboapalmerasPortugaltravel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *