Con la llegada del frío me viene a la cabeza un viaje que hice en  marzo del año pasado a Salzburgo, Austria..¡qué frío hacía! Es una ciudad preciosa con un jardín digno de visitar, y tenía que verlo!, así que cogí un tren desde Munich para pasar el día allí, una excursión preciosa.

Por entonces yo no tenía ni idea de que me pondría a escribir un blog, por lo que no hice buenas fotos.. y el tiempo tampoco acompañaba e? Pero ahí van 😉

«Grandes Jardines de Europa» Ehrenfried Kluckert. Könemann

El jardín barroco del palacio de Mirabell de Salzburgo se remonta al año 1606 y se conocía como palacio Altenau. Lo construyó el príncipe arzobispo de la ciudad y su primo sucesor dio al palacio el nombre de Mirabell.

«Grandes Jardines de Europa» Ehrenfried Kluckert. Könemann
Durante la Guerra de los Treinta Años, las obras de fortificación de la ciudad afectaron parcialmente a Mirabell. Las murallas de la ciudad rodearon el jardín de recreo. Los dos arquitectos más famosos del barroco austríaco, Johann Bernhard Fischer von Erlach y Johann Lukas von Hildebrant, se hicieron cargo del palacio y del jardín a finales del siglo XVII y principios del XVIII.

 

 

 

Se trazaron en el jardín dos ejes paralelos, alineados con el castillo Hohensalzburg. En el centro del parterre principal se construyó una gran fuente con estatuas de tamaño superior al natural. Franz Anton Danreiter, inspector de los jardines cortesanos de Salzburgo, remodeló los jardines a partir de 1728. La remodelación afectó al parterre pequeño, al jardín de orangerie  y a la nueve superficie habilitada en el gran fortín. De 1881 en adelante, cuando el palacio era la residencia del príncipe heredero de Baviera, Friedrich Ludwig von Skell, convirtió el parque excepto una pequeña parte que mantuvo como jardín geométrico, en un jardín de paisaje.

 

 

 

 

 

 

Aprovecho y os pongo fotos de la preciosa ciudad, sus calles. la catedral, el castillo.. excepto el museo de Mozart lo ví todo, pero había tanta cola para entrar…

 

 

 

En esta ciudad se rodaron varias escenas de la película The Sound of Music

 

 

Por supuesto no me pude resistir… hice una visita a la repostería DEMEL! jajaja qué rico! vaya precios! y pensar que nos tomábamos sus pasteles a puñados.. yo creo que el único sitio donde no vendían los bombones de Mozart, estaban por todas partes. Muchos besos a todos los docos

Me encantaría volver! está tan cerca de los alpes austriacos y Sölden que en temporada de esquí es una buena opción.. pero  viendo fotos tan grises apetece un poco de sol!! así que el próximo garden tour será en España..

Saludos!!

 

barrocojardines históricos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *