Segunda parte de los Jardines de Monforte, donde entramos, en la parte más irregular y «naturalista» del jardín. Una zona perfecta para perderse entre senderos, sentarse a la sombra de un gran árbol, disfrutar de los juegos de agua del estanque o simplemente contemplar la luz pasando por los setos de cipreses… me encantó.

Esta zona se denomina como parterre Nuevo. Me llamó la atención el buen uso de plantas tapizantes y arbustos, como ruscus, Costilla de Adán Monstera deliciosa, agapantos, Zantesdechia o calas y Espidistras o pilistras, sin necesidad de césped. Y ni se echa de menos!

 

 

 

 

 

 

 

Ojalá os pudiera explicar la atmósfera que se respiraba en el jardín; las fotos no pueden reflejar la caricia de la luz que se filtraba entre los troncos de los árboles y los huecos de los setos de cipreses.. Me encantaría captar con la cámara todas las sensaciones que me provoca cada lugar pero hay que verlo en persona.

 

 

 

 

Hay una rosaleda preciosa formada por  cuadros  de plantación de diversos rosales y en el centro un gran laurel. En mayo debe de ser un espectáculo.

 

 

Setos recortados de aligustre, les doy un 10!

 

 

 

Esta es otra de las entradas al jardín. Desde aquí se puede llegar al palacio bajo el corredor de buganvillas.

 

 

 

 

 

Y aunque la luz de la tarde es preciosa para ver cualquier jardín en este caso recomiendo ir por la mañana o a mediodía, pues hay un edificio de pisos inmenso que le da sombra por el oeste y se pierde mucha luz.
Espero que os haya gustado mucho el jardín, yo seguro que vuelvo.
Besos,
Isabel

jardines históricosValencia

Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *