Una magnolia madura en pleno florecimiento es una de las plantas más espectaculares del jardín primaveral. La mayoría de las magnolias son de porte elegante y aunque de crecimiento lento, terminan por formar impresionantes árboles y arbustos valiosos por su interés o como ejemplares individuales en los prados. Algunas especies, como la Magnolia stellata, se pueden cultivar con éxito en el más pequeño de los jardines.

 

 

 

 

 
Pertenece a la familia Magnoliáceas, es un género de árboles y arbustos caducifolios, semipernnifolios o perennifolios, que se utilizan por sus flores llamativas y en general aromáticas. Sus hojas suelen ser ovaladas. Resistentes. Sin embargo, las flores y las yemas de las formas de magnolias de floración temprana pueden verse perjudicadas por los últimos fríos del invierno. En este caso, son perfectas para plantarlas junto a una pared soleada.. Necesitan posición soleada o semiumbría, protegida de los vientos fuerte. Es preferible colocarlas en suelos fértiles y bien drenados. Si los suelos son secos y arenosos deben abonarse generosamente con estiércol y mantillo antes de la plantación.
 
 
 
La Magnolia liliflora en concreto, es un arbusto caducifolio y breñoso. Posee flores aromáticas, de disposición erguida, en forma de jarrón, de color rosa purpúreo, que aparecen dispuestas entre las hojas, de color verde muy oscuro y ovaladas. La floración tiene lugar desde mediados de primavera a mediados de verano.
 
 
Que la disfrutéis!
 

Fotos originales de Isabel Alguacil tomadas en el jardín de Ninfa, Italia.

plantas

Comments are disabled.