Con motivo de su 250 aniversario, el Botánico inauguró, en 2005, más de 7.000 metros cuadrados de jardín. Una ampliación que fue posible gracias a la incorporación de la parte más alta del recinto, un talud que linda con la calle Alfonso XII y que cuenta con unas vistas privilegiadas.
El arquitecto  Pablo Carvajal  y  Fernando Caruncho,  antiguo alumno de la  Escuela de Paisajismo Castillo de Batres,  trabajaron durante dos años para dar forma a este espacio –la denominada terraza de los Laureles- que integra un paseo elevado, una plaza central presidida por un estanque, un pequeño invernadero y una sala de conferencias subterránea.
En esta zona se ubica la exposición de bonsáis donada en 1996 por el ex presidente del Gobierno, Felipe González, al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Compuesta por 109 ejemplares de gran valor, en esta muestra están representados casi todos los árboles de la flora autóctona española.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquí al fondo se ven los invernaderos del post de ayer 😉 y más al fondo ¡el Museo del Prado!

 

 

Espero que os haya gustado mucho, sobre todo a los apasionados de los bonsáis.. pienso que es más agradable el paseo un poco más tarde, hacia las 8 de la tarde, pero no tenía otro momento…
¡¡Un abrazo a todos!!

 

 

 

bonsáisjardín botánico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *