¡Qué ganas tenía de volver a este jardín..! sobre todo para hacer unas fotos decentes para hacer esta entrada y porque la visita que hice en noviembre con los del curso de poda no reflejaba todos los rincones maravillosos de este lugar, que os recuerdo está en la avenida de la Alameda de Osuna en Madrid, con estación de metro del mismo nombre. Abre los fines de semana y la entrada es gratuita.
El jardín de El Capricho de la Alameda de Osuna es uno de los mejores muestras de una muestra de estilos de paisajismo inglés, romántico, francés… Los Duques de Osuna compraron una finca de origen hortelano a finales del siglo XVIII a la que fueron añadiendo posteriores adquisiciones. Estos parajes fueron escogidos por la Duquesa para materializar el sueño de su jardín.
Entrada a El Capricho y la familia de los Duques de Osuna retratada por Goya en 1787.
En el siglo XVIII entran en España con Felipe V los borbones y muchos artistas extranjeros especializados. A finales del siglo XVIII, ya asentada y establecida la dinastía borbónica en España, Madrid es el lugar de la corte y aparecen varias villas suburbanas, aunque menos que en otras capitales europeas: La Casa de Campo, El Pardo, la Quinta, la Fuente del Berro… Pero la nobleza española no sentía especial inclinación por la vida bucólica y campestre, como Maria Antonieta, por lo que no existía tradición de villas a la manera inglesa, francesa o italiana, pero hay excepciones como El Laberinto de Horta, en Barcelona.

 

Así que este jardín es un bonito ejemplo de todas las influencias de la época… predominando el jardín paisajista inglés.
El jardín paisajista está muy ligado a la pintura; se buscan escenas «pintorescas», por lo que el jardín se divide en diversas escenas a las que se llega a través de caminos sinuosos y estableciendo distintos puntos de vista. Pero el estilo de El Capricho es una mezcla de muchas intervenciones, muchas modas del momento, y en definitiva, de los caprichos de la duquesa. Así quedó:
  1. Casa de oficios y palacio
  2. Templete de Baco
  3. Estanque de los cisnes
  4. Rueda de Saturno
  5. Abejero
  6. Estanque de las Tencas
  7. Ruina
  8. Batería
  9. Juegos
  10. Ría
  11. Lago
  12. Puente de hierro
  13. Isla con monumento al III Duque
  14. Casa de cañas
  15. Pabellón de esteras
  16. Casilla de barcos
  17. Montaña artificial
  18. Casino de baile
  19. Jardín de flores
  20. Casa de la Vieja
  21. Plaza de la entrada
  22. Parterre frente a palacio
  23. Columnas de los duelistas
  24. Invernadero
  25. Puente
  26. Plaza de los emperadores y exedra
  27. Estanques del parterre
  28. Fuente de los delfines
  29. Jardín de la fuente de las ranas
  30. Gruta del jardín bajo
  31. Gruta del laberinto
  32. Laberinto
  33. Casa de vacas
  34. Estanque nuevo
  35. Plaza del Esparragal
  36. Ermita
  37. Estanque de los patos
  38. Plaza de la fuente
Madre mía ¡no sabía que hubiera tantas cosas! la próxima vez iré con este plano.

Y con este pupurrí de información os dejo todas estas fotos de cada elemento.

La exedra de la Plaza de los Emperadores se restauró en el siglo XX y se debió de perder la semicúpula antes o durante la Guerra Civil Española.

 

 

El eje central del jardín, por el que se accede al palacio, discurre entre cuadros de plantación de boj Buxus sempervirens, pero en el resto del jardín predomina la abundancia de lilos Syringa vulgaris, cuyas flores eran las preferidas de la Duquesa.

 

 

 

este cercis me lo guardo para un «must» de la semana

Por este camino dejamos a la derecha el laberinto de laurel Laurus nobilis, al que no se puede acceder. ¿Os acordáis del Laberinto de Horta y su minotauro? en este no te perderías. También fue restaurado.

 

 

Y estaba todo tan tan tan bonito y la tarde era perfecta y quería enseñárselo todo a mi madre que me puse tan nerviosa que se me «olvidó» pasar por la cúpula de Venus!! aarrrghhh ¡y es la foto clave del jardín! mamá: volveremos.

 

Esta foto la he tomado prestada del libro de Carmen Añón y Mónica Luengo, como todas las documentadas.
El templete se construyó con cúpula, hoy desaparecida. Y en un principio en lugar de la estatua de Baco había una de Venus, que como diosa de la belleza, fecundidad, de la alegría como esencia de la naturaleza y marcaba el comienzo del eje que termina en la columna de Saturno, devorando a su hijo, haciendo alusión a los infiernos.

La influencia del pintor español Francisco de Goya es evidente, tanto sus paisajes como sus pinturas oscuras.

La estatua de Venus se llevó al abejero y actualmente no se puede entrar pero yo os pongo una foto 😉 . Puede que se trasladara en alguna reforma o cuando se eliminóla cúpula y para que no se estropeara se puso a cubierto… lo cierto es que la estatua es de menor calidad. Pero el conjunto del Templete es lo más fotografiado del jardín.

 

El abejero es una construcción muy peculiar poco habitual en la época que marca más aún el carácter «caprichoso» de la Duquesa. Desde dentro se podían ver los panales de las abejas a través de las ventanitas.

 

El búnker se construyó durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Tampoco se puede acceder, y es objeto de mucha curiosidad. Alguna vez han emitido un reportaje en la tele los de Telemadrid pero no lo he encontrado en «sus archivos».

 

 

Seguimos avanzando y nos vamos encontrando con todas estas construcciones como el fortín, la casa de cañas, el casino de baile…

 

 

 

¡Menudas fiestas se tenían que dar en este sitio! El interior del Casino de baile es una preciosidad…
Los fines de semana vienen muchas parejas de novios o niños que hacen su primera Comunión a hacerse fotos, sobre todo en estos parterres de flor. PLAGA.

Todos estos elementos, los edificios, las estatuas, las inscripciones… están allí para recordar sucesos o escenas, para comunicarse con el espíritu y para excitar la imaginación.

Casa de la vieja

 

 

Os pondría muchííísimas más fotos pero ya me estoy pasando. Si en este ‘post’ me he extendido tanto es porque es un sitio muy especial para mí y porque tengo en mis manos el libro-joya de Carmen Añón y Mónica Luengo editado por el Ayuntamiento de Madrid en el año 2003, mi blibliografía, vamos..

Desde aquí quería agradecerle a mi madre la paciencia que tiene conmigo cuando me acompaña en mis tours, porque termino mareándola con mis comentarios y mis fotos y ella siempre va con una sonrisa en la cara… te quiero mucho mamá.

Espero que os haya gustado esta visita y que os podáis dar vuestro capricho este fin de semana e ir a verlo 😉

¡Un saludo a todos!

 

jardines históricosmadrid

Comments are disabled.