Trujillo es uno de esos sitios que cada rincón es una preciosidad, y mientras disfrutábamos de la visita a la torre de una de las iglesias, desde lo alto me fijé en estas hiedras que salían de las ruinas de un edificio, y allá que fui.
Se trata del convento de la Coria, y en las ruinas de la antigua iglesia ahora hay este “jardín vertical” jajaj.  La rehabilitación y gestión del convento pertenece a la  institución cultural privada  Fundación Javier de Xalas.

 

 

Como dicta en su página “La Fundación es la culminación de la actividad iniciada en 1969 por Carmen y Xavier de Salas en Trujillo. La  Asociación de Amigos de Trujillo  que fundaron, permitiría salvar una parte importante de la villa de la ruina. Posteriormente quisieron hacer una aportación permanente a la ciudad, acorde a la significación histórica de ésta. De ahí, la decisión de establecer en 1981 la Fundación. La localización de ésta en la villa de Trujillo, es decir, en el barrio antiguo de la ciudad, permite que sus actividades se beneficien de y subrayen el carácter emblemático de esta ciudad en la historia Iberoamericana. El hecho de que el actual rango socioeconómico de la ciudad no esté en consonancia con su importancia histórica, propicia paradójicamente la imagen que ha adquirido de ciudad de vocación cultural.

 

 

 

 

 

 

El  Convento de La Coria:  El Convento de San Francisco el Real, conocido popularmente como el Convento de la Coria, donado a la Fundación por sus fundadores Carmen y Xavier de Salas al constituirse ésta, fue en sus orígenes un convento de la orden franciscana. En las ruinas de la iglesia aún puede apreciarse el motivo ornamental de la orden. Se encuentra situado sobre las murallas de la ciudad, al lado de una de las puertas de la misma, de la que partía el camino que conduce a la ciudad de Coria. A ello responde su nombre actual. Debe señalarse la importancia del paisaje que desde él se domina, pues constituye cabal expresión de la pobreza del medio y la dureza de la vida campesina en una región que tradicionalmente ha sentido vocación viajera y militar.
La restauración y rehabilitación del Convento de la Coria fue iniciada por Carmen y Xavier de Salas en 1970. Los trabajos aún continúan, mientras que otras rehabilitaciones se han iniciado y terminado en la villa de Trujillo con relativa celeridad. La dificultad de recuperar un edificio inicialmente del siglo XV y durante muchos años abandonado, y la necesidad de contar con financiación para esta labor, determinó que sólo a partir de 1980 se pasó de la penosa fase de desescombro y reforzamiento de cimientos a la rehabilitación efectiva del edificio.”
El interior del convento no lo pude ver porque sólo abren los fines de semana de 10 á 2 y no llegué a tiempo.. y me he quedado con las ganas así que la próxima vez que vuelva será lo primero que visite. Las fotos viene enlazadas al origen. Mis fotos las hice sacando el brazo por la puerta XD
Esta es la vista desde una de las iglesias de Trujillo desde la que se puede ver la llanura extremeña! qué bonito..!
Aquí os dejo y no me queda más que recomendaros Trujillo para un fin de semana especial 😉
¡Besos!
Página de la Fundación  http://www.fundacionxavierdesalas.com/

 

CáceresEspañagarden tournaturaleza

Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *