Una fiesta al aire libre siempre es un buen motivo para arreglar la terraza o el jardín y aportar un poco de color a nuestras jardineras. No suelo compartir los mantenimientos aquí en el blog, pero como me lo habéis pedido por las redes sociales hoy os muestro parte de mi trabajo en uno de los domicilios que llevo en el centro de Madrid. Espero que os guste.

No sé si os acordáis de este patio, fue uno de mis proyectos del año 2010 y aquí podéis recordar cómo estaba y cómo se hizo. Y así está hoy. De vez en cuando lo visito para hacer labores de mantenimiento pero la verdad es que los dueños son los que se encargan de todo, y han ido añadiendo macetas y tinajas de barro preciosas y elementos que se han traído de distintos viajes aportando su valioso toque personal. También hemos ido experimentando con muchísimas especies, pues a pesar de ser un patio estrecho y sombrío, las horas que le da el sol permite el cultivo de plantas que en teoría no funcionarían. Un buen ejemplo es el helecho o Nephrolopsis exaltata que se ve en primer plano. Está aguantando los inviernos madrileños como un campeón.
La semana pasada, para darle un empujoncito a las plantas y aportar un poco de color de cara a la fiesta que tenían prevista para este sábado pasado, saqué mi servicio de Garden Shopper y me puse manos a la obra para darle ese toque festivo otoñal que necesitaba. Analicé los espacios en los que había que trabajar y me fui a hacer la ruta de los viveros. Esto es parte de lo que me traje y quería enseñaros las composiciones que hice.
Siento mucho si la calidad de alguna foto no es muy buena (al final se me hizo de noche), pero por lo menos quería compartirlo con vosotros por si os pudiera dar ideas para vuestras terrazas.
Cuando voy por la calle cargada de plantas me llena de alegría que la gente me pare para ver las plantas y para contarme lo mucho que le gustan. La verdad es que me siento muy afortunada por poder dedicarme a algo tan bonito. A través de Instagram, facebook y twitter comparto mi día a día entre plantas, si te apetece acompañarme ¡ya sabes!.
Para las jardineras galvanizadas de la ventana optamos por algo discreto y que tuviera color para que se vea desde dentro de la vivienda. Combiné durillos Viburnum tinus de Viveros Projardín  con Ericas o brezo.
A lo largo de todas las jardineras de madera del patio añadimos planta de temporada y alguna perenne que aportaban diferentes texturas. En la siguiente foto se sen unos pensamientos mini Viola cornuta y detrás puse un Acorus gramineus ‘Ogon’ cuyas hojas acintadas son muy suaves, más que los carex, y alegraba mucho ese rincón. También combinamos las Violas con Ericas, quedan muy otoñales.

 

Las famosas sillas industriales de este patio que tanto os gustaron en Instagram.

 

En esta foto se puede ver lo alargado que es el espacio y cómo introduciendo volúmenes y creando ritmos en las composiciones podremos acortar la perspectiva y crear más puntos de interés. Bueno en el momento de la foto estaba todo por en medio por el trabajo pero ya me entendéis (guiño de ojo).

 

También en el vivero ví las calabazas y creo que para mezclaras con las plantas ahora en otoño quedan muy bien, y como Halloween está a la vuelta de la esquina, los hijos de los dueños pasaron un rato muy dievertido pintándolas. Todo tiene su punto positivo ¿no?. El trick&treat no lo entiendo pero esto sí me gusta. Y mezcladas con las coles o Brassicas están “en su  salsa”.

 

 

El patio tiene un aire decadente e industrial que hace que mezclar flores silvestres con elementos metálicos queden genial y potencien el contraste de los materiales. En la siguiente foto podemos ver una Crocosmia, una Festuca glauca y un helecho de hoja grande, Dryopteris. Y al fondo a la izquierda hay una Imperata cilyndrica que ha aguantado todo el verano, pues la puse en junio.

 

 

 

En la anterior no se si se aprecia, pero la flor naranja es una Crossandra que encontré en un garden center de Majadahonda y no me pude resistir, pues los tonos naranjas para el otoño alegran e iluminan mucho. A ver qué tal pasa el  invierno, ya os contaré.

 

En otra ventanas que hay en el patio, hice otra combinación para las jardineras galvanizadas. Mezclé un Carex oshimensis ‘Evergold Compact’ con dos Rudbeckia fulgida ‘Goldsturm’. Creo que con  las rejas de fondo se crea un aspecto silvestre o campestre que contrarresta la dureza de los materiales. Me gustó mucho el resultado.

 

Y así se quedó para la fiesta del sábado. Espero haberos dado alguna ideas y que os haya gustado el patio, y si no, también me gustaría saber vuestra opinión.
Muchísimas gracias por vuestros comentarios, me ayudan un montón.
¡Saludos y que tengáis un buen día!
Isabel
PD. Si queréis información sobre los viveros donde compré las plantas, las marcas y modelos de los muebles del jardín o cualquier otra pregunta no dudéis en contactar conmigo en mi correo isabelalguacil@gmail.com

Garden ShopperHalloweenmadridmantenimientopatiotrabajos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *